Estos son los tipos de autoría

Realizar una auditoría es una práctica frecuente y muy sana para el mejor funcionamiento de una empresa determinadas. A través de ella se examina de forma objetiva y sistemática el desempeño de una persona o grupo de ellas, de manera independiente o interconectada con el sistema a auditar, mediante un concienzudo proceso a través del cual se reúne información y se evalúa puntos y hechos en base a criterios preestablecidos.
Aunque hay gran variedad de auditorías, si tomamos en cuenta que se califica como tal a las evaluaciones que se realizan de actividades puntuales. No obstante, logramos englobarlas todas en unos pocos ítems que te presentaremos a continuación.

tipos-de-auditoria

tipos-de-auditoria

Auditoría financiera.

La que se realiza a fin de conocer si los estados financieros están realizados de manera razonable y presentan su real situación financiera, basados en el flujo de caja y en los resultados que arrojan sus operaciones de acuerdo a los criterios contables. En fin, se efectúa a objeto de establecer si la elaboración de los informes financieros y libros contables, corresponden con normas contables establecidas. Es recomendable que el profesional que realice la auditoría esté bien empapado de los movimientos contables de la empresa y su sistema de trabajo, con lo cual se evitarían confusiones, pues el auditor identificaría rápidamente cualquier irregularidad que pudiera surgir.

Auditoría de cumplimiento

Este tipo de auditoría se aplica a fin de conocer si se cumple con la ley al realizar las operaciones de la empresa. También se realiza, a objeto de determinar si el ente auditado cumple con procedimientos, reglas y reglamentos que eventualmente haya establecido una autoridad superior y que deban ser cumplidas por el personal contable de la empresa. En este sentido, cabe señalar la importancia de la revisión general de sueldos, ya que estos deben cumplir con la normativa legal.

Auditoría operacional.

Por medio de esta auditoría se evalúa la capacidad operativa del ente auditado, su estado financiero, sus ganancias y pérdidas, sus activos, el cumplimiento de metas, su eficacia en la inversión de recursos y su eficiencia en la producción. Al finalizar las auditorías operacionales, por lo general se entrega una carpeta con recomendaciones al encargado de la administración, a fin de ofrecer ayuda en cuanto al mejoramiento de las operaciones.

Valora este artículo:
Si te ha gustado -> Comparte!Share on Facebook0Share on Google+0Tweet about this on TwitterPin on Pinterest0Share on Tumblr0

Deja una Respuesta